Santiago del Estero, Argentina | Sábado 23 de Junio del 2018
 
 

Retienen mas de doscientos vehiculos en operativos


Durante este ultimo fin de semana, la Policia llevo adelante un arduo trabajo de control y prevencion en calles y rutas de la provincia, lo que redundo en la retencion de una gran cantidad de vehiculos en infraccion, y en algunos casos, sus conductores tuvieron que ser conducidos a sede policial porque no se hallaban en condiciones de circular debido a los efectos del alcohol.

 

La Dirección General de Seguridad Vial informó que durante los operativos realizados el sábado y el domingo, en todo el contexto provincial, unos 215 vehículos fueron sacados de las calles debido a que sus conductores circulaban en clara infracción a las leyes de tránsito.

Así fue como se retuvieron 178 motovehículos porque sus ocupantes no llevaban colocado el casco protector, por ausencia total o parcial de la documentación del rodado o por falta de los implementos de seguridad con los que debe contar para circular habilitado. De esta suma, 130 retenciones tuvieron lugar sólo en los puestos de Capital y Banda, 96 por el accionar de las “Motos interceptoras” y el resto, en controles de otras ciudades.

En tanto, 37 rodados mayores, entre automóviles y camionetas, corrieron la misma suerte, siendo labradas 29 actas de infracción en las dos principales ciudades santiagueñas y las demás, en el interior provincial.

Vale mencionar también, que 27 retenciones de vehículos se produjeron a raíz de que el test de alcoholemia dio positivo en sangre para sus conductores. En este caso, 17 automóviles, 4 camionetas y 6 motos quedaron sin conductor por la acción preventiva de la Policía que retuvo los rodados y resguardó la integridad física de su conductor, a la espera de que algún familiar responsable se hiciera cargo del mismo y posterior, arbitrara los medios para el retiro.

Esto representa una gran preocupación para los agentes del orden, ya que un rodado guiado por una persona con sus capacidades disminuidas por los efectos del alcohol, es un potencial peligro para el propio conductor como así también, para terceros inocentes.