Santiago del Estero, Argentina | Domingo 18 de Febrero del 2018
 
 

La policia saco de circulacion a mas de 60 conductores ebrios


El fin de semana y visperas de Festejos por Nochebuena se vieron opacados para mas de 60 familias santiaguenas, cuyos miembros debieron ir a buscar en distintos puestos de control de Seguridad Vial en la ciudad Capital y La Banda a sus parientes que dieron positivo en los controles de alcoholemia.

 

Es que el protocolo Policial ante la detección de casos de alcoholemia positiva indica “el resguardo primordial de la vida e integridad física del conductor”, por lo que una vez detectada la falta gravísima, se notifica a un familiar cercano para acudir en su traslado seguro al domicilio.

Los valores en los controles de alcoholemia, efectuados durante los días viernes 22, sábado 23 y domingo 24, por personal de la Dirección General de Seguridad Vial rondaron entre 0,54 y 2,20 de alcohol en sangre.

La herramienta que permite detectar la presencia de alcohol en sangre, recientemente incorporada a los controles viales, se encuentra presente en cada uno de los puestos distribuidos en la provincia.

Los funcionarios policiales que observan actitudes propias de conductores ebrios,inmediatamente priorizan resguardar la vida del conductor y de terceros, por sobre los requisitos comunes de documentación, que ante la situación de gravedad pasa a ocupar un plano secundario.

Conductores ebrios y agresivos

Durante las primeras horas del Festejo por Navidad, las autoridades policiales se encontraron alerta ante la necesidad imperiosa de generar conciencia vial en los santiagueños, a los fines de que el festejo no se transforme en una “noticia fatal” para diversas familias.

Ante los controles viales y fundamentalmente de alcoholemia, los conductores en diversos puntos se mostraron agresivos y negativos a efectuar la prueba. En otros casos se registró el intento de “coima” a los efectivos policiales. Y en última instancia los más graves como la agresión física y verbal, a quienes se encontraban en los puestos de control intentando resguardar la integridad física de los mismos.