Santiago del Estero, Argentina | Martes 20 de Noviembre del 2018
 
 

Durante septiembre se redujeron los índices de siniestralidad vial


Los exhaustivos controles de tránsito vehicular que lleva adelante la Policía de la provincia en todo el territorio santiagueño lograron bajar a más de la mitad los índices de accidentología y siniestralidad vial durante septiembre en relación con el mismo período del año anterior.

 

Los datos estadísticos conocidos hoy, ponen en relieve que el trabajo desarrollado puntualmente en rutas y calles de las ciudades más importantes de la provincia y del interior, ha reducido en un 58% los accidentes con víctimas fatales en el corriente mes, si se toma como parámetro comparativo el mes de septiembre de 2017, lo que representa una merma considerable en términos de fatalidad y elevados costos materiales.

Además, si se toman en cuenta los números reportados durante el mes de agosto, estos también expresan una tendencia a la baja ya que en el período mencionado se registraron 19 accidentes con víctimas fatales, mientras que en septiembre, la cifra se vio reducida a 13. Vale recordar que suele ser importante la medición de las cifras de accidentología en el mes de la primavera, precisamente por la llegada de la estación de las flores donde se producen una gran cantidad de celebraciones y eventos sociales de distinta índole, lo convierte en un mes complicado en materia de siniestralidad.

Por su parte, las autoridades policiales pusieron énfasis en que la planificación y ejecución de los operativos está en manos de los especialistas de la Dirección General de Seguridad Vial, quienes aplican técnicas profesionales que se encuadran en el marco de las políticas de Estado emanadas desde el Poder Ejecutivo provincial, bajo la estricta supervisión de la Secretaría de Seguridad, a través de la Jefatura Central de Policía.

Tanto es así, que en la actualidad se han dispuesto 73 puestos fijos de control sobre aquellas calles donde se observa un importante caudal vehicular, en Capital, Banda y ciudades del interior con el propósito de cuidar que la circulación se realice de manera conveniente. Además, la presencia policial también es latente en caminos, rutas provincias y nacionales y especialmente en los accesos a los lugares poblados, controles que por lo general observan una distancia de hasta 50 kilómetros entre sí, permitiendo abarcar mayor espacio de circulación segura.

Por último, las autoridades confiaron que el esfuerzo que realiza la Policía para brindar seguridad vial implica un importante movimiento de recursos logísticos y humanos para realizar tareas de control y prevención vial y que estos están garantizados.