La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendió hoy a Luis Oscar Chocobar, el policía que mató a un ladrón que había apuñalado a un turista en La Boca y que fue procesado y embargado por exceso en la legítima defensa, y afirmó que "un policía que cumple su obligación no puede terminar procesado".

Bullrich destacó el gesto del presidente Mauricio Macri de recibir a Chocobar ayer en Casa Rosada y en un contundente mensaje de apoyo a las Fuerzas de Seguridad, la ministra dijo que "hay un cambio de filosofía a favor de las víctimas y de la policía que cuida a la gente".

"Nuestra filosofía es que los policías estén en la calle, que persigan a los delincuentes en el marco de las leyes y nosotros no los vamos a dejar solos frente a interpretaciones judiciales que lo que hacen es condenarlos por trabajar", dijo Bullrich.

"El Código Penal está siendo modificado y uno de los temas es que no se confunda más la legítima defensa con la función policial", dijo Bullrich.

El viernes 8 de diciembre Chocobar estaba vestido de civil camino a su trabajo cuando él vio cómo dos jóvenes estaban asaltando a Joe Wolek, de 60 años. El policía reaccionó y alertó a los delincuentes de su presencia, que empezaron a escapar. En ese momento, el efectivo de la fuerza local de Avellaneda le disparó a uno de los jóvenes, que habían apuñalado diez veces al turista estadounidense.

Tras el hecho, Wolek fue trasladado al hospital Argerich, donde fue atendido y semanas después dado de alta. Por su parte, el delincuente baleado murió unos días después, y Chocobar fue detenido, aunque lo liberaron algunas horas después.