En noviembre pasado la muerte de Natalia Vargas ponía en la mira al parapente, disciplina que este fin de semana tuvo una nueva víctima. Alex Domínguez, de 57 años, uno de los precursores de su práctica en Mendoza y quien actualmente vivía en Francia, murió al caer al vacío en el Cerro Arco, en el departamento de Las Heras.

Ocurrió el sábado por la noche cuando Domínguez, que hacía más de 30 años practicaba el deporte, se encontraba sobrevolando el Cerro Arco y  en circunstancias que todavía son materia de investigación cayó al vacío.

Dominguez murió en el acto a raíz del impacto, mientras que debido a la zona en la que se produjo el accidente, debieron disponerse agentes de la Patrulla de Rescate y también el Helicóptero Sanitario, para recuperar el cuerpo de la víctima.

Horacio Quiroga, testigo del accidente, precisó en diálogo con un medio local que el equipo de la víctima era de última generación "por lo que contaba con todas las medidas de seguridad y la certificación de fábrica".

Sin embargo, agregó un dato que podríser clave a la hora de reconstruir cómo se dieron los hechos: "Cuando estaba despegando, una ráfaga de viento le cerró la vela. Cayó y no nos explicamos por qué no tiró el paracaídas de emergencias".

"Tenía muchísima experiencia porque volaba en Francia. Pero en Mendoza, no tenía mucho conocimiento", precisó  Quiroga, quien compartió los últimos 20 años con Domínguez la práctica durante sus visitas: "Él venía todos los años y cada vez que lo hacía, en periodos de 15 días, se quedaba con nosotros, comíamos asados y volaba".

El hombre de 57 años "tenía muchísima experiencia porque volaba en Francia. Pero en Mendoza, no tenía mucho conocimiento de las características de la zona", remarcó Quiroga en diálogo con el medio mendocino Los Andes.