Alberto Abad, administrador federal de Ingresos Públicos, resaltó los efectos de la reactivación y mejoras en la fiscalización” (NA)

La recolección de impuestos en el primer mes del año fue levemente inferior a la proyección promedio de seis analistas consultados por Reuters que estimaban una suba de 24,2%, a $262.532 millones.

Destacó el Administrador Federal de Ingresos Públicos que "la recaudación nominal aumentó 23,9% por efecto de los ingresos extraordinarios del blanqueo que enero de 2017 aportó $7.670 millones, excluido ese ingreso extraordinario, el incremento se eleva a 28,6%, que es la variación más acorde con la realidad".

Para abonar ese criterio, Abad se apoyó en mostrar cómo fue la desagregación del cobro de IVA por rama de actividad, porque, dijo: "fue el indicador del mes".
"Si se tiene en cuenta que la inflación del mes anterior fue del 24,8%, el crecimiento de lo percibido por IVA del 45,1%, significó un aumento real 16%, claramente semejante aumento no sólo se explica por la reactivación de la economía en su conjunto, el consumo de productos nacionales y de las importaciones de autos, sino también por la mejora del control y fiscalización; la lucha contra la evasión y la administración fiscal", explicó Abad.
"El avance de la recaudación estuvo impulsado por IVA (impuesto al consumo), Seguridad Social y Ganancias (impuesto al salario)", coincidió la consultora Ecolatina.