En dos resoluciones, el máximo tribunal penal del país confirmó el rechazo "in limine" de la recusación solicitada por los abogados del empleado informático que dice que le prestó el arma que habría producido la muerte de Nisman y no hizo lugar a un recurso de queja.

Ercolini tiene bajo su órbita el expediente que busca determinar qué pasó el 18 de enero en el departamento que habitaba el fiscal del caso AMIA en Puerto Madero. Para ello espera los resultados de una pericia interdisciplinaria determinante que elabora Gendarmería Nacional.

Se prevé que ese informe será entregado a fin de septiembre. Por lo pronto trascendió que los especialistas determinaron que Nisman murió durante la madrugada del 18 de enero (cerca de las 3 de la mañana) y que en su cuerpo había restos de ketamina, una poderosa droga que se utiliza generalmente para tranquilizar caballos.