El juez federal Rodolfo Canicoba Corral afirmó que en principio no habría elementos para abrir una nueva investigación penal contra el titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas, quien ayer fue señalado por la Policía de Brasil por su presunta participación en un desprendimiento del Lava Jato.

"No debería abrirse una causa porque si se trata del mismo hecho, los argumentos en que en su momento yo fundé la resolución seguirían vigentes", explicó el magistrado en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red.

Sucede que una persona no puede ser juzgada dos veces por un mismo hecho. En su momento, Canicoba Corral desestimó las acusaciones porque los presuntos hechos que se le imputan al funcionario sucedieron cuando residía en Brasil y de acuerdo a los principios del derecho y a la normativa vigente, la ley penal se aplica exclusivamente en territorio nacional.

Adicionalmente consideró que el empresario no era funcionario en el momento en que habrían sucedido los hechos y en la ley no está tipificado el soborno entre particulares.

La decisión del magistrado fue respaldada por la Cámara Federal y confirmada por Casación, por lo que el caso quedó definitivamente cerrado.

"De acuerdo a lo que leí en los diarios, la nueva acusación es muy confusa. Pareciera que intervienen otras empresas, pero cuando uno analiza las cosas que se insinúan, pareciera que son las mismas personas, la misma imputación y los mismos montos", analizó Canicoba Corral.

En la información que trascendió ayer en medios brasileños, Arribas fue acusado de haber recibido USD 850 mil vinculados a la denominada "Operación Descartes", un desprendimiento del Lava Jato. El titular de la AFI desmintió categóricamente la imputación. "Ante las versiones periodísticas que me vinculan a operaciones de lavado de dinero en Brasil, quiero expresar que no tuve ningún tipo de vinculación con los casos llamados 'Lava Jato' ni la recientemente mencionada 'Operación Descartes'", precisó en un comunicado.

El funcionario indicó que, como ya había informado anteriormente, "con motivo de la venta de un inmueble al señor Atila Reys Silva" se acreditó en su cuenta bancaria "la suma de USD 70.475, la que responde al pago de los muebles existentes en el inmueble objeto de la operación".

Asimismo, Arribas señaló que "como es habitual en este tipo de operaciones, fue el comprador Atila Reys Silva quien eligió las vías, sujetos y demás modalidades para que el dinero ingresara" a la cuenta bancaria.

Por otro lado, Arribas recordó que inició una querella criminal por el delito de falso testimonio a Leonardo Meirelles, el "arrepentido" del Lava Jato que buscó involucrar al jefe de los espías con ese caso.