Mauricio Macri recibió apenas pasadas las 14:00 a los 32 familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, desparecido desde el 15 de noviembre pasado, que llegaron desde distintos puntos del país este martes hasta Casa de Gobierno. El encuentro duró una hora, como estaba previsto. Los allegados le entregaron al mandatario un petitorio en el que se destacan los pedidos de que se amplíe el presupuesto y se extienda el área de búsqueda del buque.

Según confirmó Infobaeel Presidente les garantizó a los familiares que seguirán los operativos y anticipó que se destinarán más de 4 millones de dólares de recompensa para la búsqueda internacional. Esto quiere decir que amplió el presupuesto -ya que el tope hasta el momento era de 4 millones-, que era uno de los reclamos. La cifra final según informó el ministro de Defensa, Oscar Aguad, se confirmará el próximo lunes.

La reunión se realizó en el Salón Norte de la Casa Rosada. El grupo más grande de los presentes partió durante la madrugada desde la Base Naval de Mar del Plata y almorzó en el Edificio Libertad de la Armada, en Retiro, aunque también hay allegados que viajaron desde Punta Alta y Mendoza, entre otras localidades.

Todos los familiares con hijos tuvieron, tras el encuentro con el Presidente, una reunión con la titular de Desarrollo Social, Carolina Stanley, para tratar el tema de las becas que el gobierno nacional se había comprometido a entregarles a los hijos de los 44 submarinistas. Tras la reunión con Aguad días atrás, el acuerdo fue que "se otorguen becas a hijos de los submarinistas a lo largo de sus estudios, incluidos bebés y niños de menos de 3 años, como así también hijos con capacidades diferentes".

Además, dio detalles de los barcos que seguirán trabajando: "Los que se estaban reparando saldrán a navegar nuevamente, como el Angelescu. Hay uno científico que también puede salir, los de la Armada, el barco ruso va a seguir hasta fin de febrero, con la posibilidad de que podamos contar con el submarino que tiene el barco ruso".

Sobre la recompensa, dijo que estará fijada para el lunes. Y explicó que "cualquier barco que lo encuentre puede cobrarla".

"Hubo un gran compromiso del Presidente con la investigación. Queremos saber qué pasó, si hubo corrupción en el arreglo del barco, si hubo negligencia. Y si fue un accidente también queremos saberlo. Mucho ayudaría encontrar al submarino para saber esto", agregó Aguad.

Itatí Leguizamón fue la primera familiar que habló luego de la reunión: "Hablamos un grupo primero y luego el Presidente. Nos dijo que se compromete a una recompensa para una empresa privada que se involucre en la búsqueda. Dijo que iba a ser efectivo, rápido, que no tenemos que esperar más". 

Sin embargo, la mujer tuvo reparos sobre los dichos de Macri: "No hizo ninguna autocrítica, solo dijo que era un tema que le preocupa tanto a él como a todos nosotros y que no tiene nada que ocultarnos. Le preguntamos si había alguna información que no podíamos saber y dijo que no".

"Fue muy corta la reunión. Fueron 80 días de desaparición y la reunión duró 45 minutos", sentenció Leguizamón. Y agregó: "Todos repetían lo mismo, que querían seguir con la búsqueda".

Fue el segundo encuentro de los familiares con el Presidente de la Nación, luego de la visita que Macri realizó a la Base Naval marplatense el 20 de noviembre último, mientras los familiares aguardaban novedades del buque que entonces llevaba sólo cinco días sin contacto.