La defensa de Diego Lagomarsino finalmente decidió no apelar el procesamiento que le había dictado el juez Julián Ercolini en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman. El plazo vencía esta mañana. La causa igualmente irá en revisión a la Cámara Federal por las apelaciones de los cuatro custodios del fiscal y de la querella que representa a la madre de Nisman, confirmaron a Infobae fuentes judiciales.

En diciembre, el juez Ercolini había procesado a Lagomarsino como partícipe necesario del homicidio de Alberto Nisman y lo embargó por 15 millones de pesos. Además, le aplicó una tobillera electrónica y le prohibió la salida del país.

En esa misma resolución, el técnico informático fue procesado por la tenencia "ilegítima" del arma Bersa calibre 22, que le entregó al ex fiscal y de donde salió el disparo que lo mató.

La defensa de Lagomarsino, encabezada por Gabriel Palmeiro, busca llegar cuanto antes al juicio oral. Allí apuesta a revertir su situación.

Al margen de las apelaciones, la causa sigue avanzando. En los próximos días, el fiscal Eduardo Taiano le pedirá a la Gendarmería que perite el cañón del arma encontrada en el último allanamiento a la casa de Lagomarsino. También se esperan novedades del entrecruzamiento telefónico que tiene en la mira a ex funcionarios y ex responsables de los organismos de inteligencia y seguridad.