Santiago del Estero, Argentina | Sábado 26 de Mayo del 2018
 
 

Con el megadecreto de Macri, los funcionarios se quedan sin privilegios para estacionar


Algunos de los cambios mas importantes que establece el DNU

 

El presidente Mauricio Macri firmó un megadecreto, que será publicado hoy, para simplificar trámites y bajar costos de producción. Se trata de 170 medidas para desburocratizar el Estado y ahorrar $100.000 millones, según anticiparon desde el Gobierno nacional.

Estas son algunas de las principales medidas del DNU:

Régimen Automotor Argentino

- Se elimina la necesidad de que el Presidente autorice la instalación de nuevas terminales automotrices o un cambio de dueños. La Ley 21.932, de enero de 1979, creó la base reglamentaria del Régimen Automotriz Argentino, que fijaba la necesidad de un decreto presidencial para abrir una nueva planta. De ahora en más, quien quiera producir autos en la Argentina podrá hacerlo sin una autorización presidencial.

El Gobierno les pidió el año pasado a los distintos ministerios que identificaran trabas (leyes, decretos y todo tipo de regulaciones innecesarias) que entorpecieran la labor del Estado y la competitividad de sus sectores.

Tránsito y Seguridad Vial

- Se quita exclusividad de circulación vial y preferencias de estacionamientos a funcionarios públicos tanto de nivel nacional como provincial, dado que eran privilegios injustificados.

- Se habilita el aumento de la capacidad de los camiones y se permite el uso de los llamados “bitrenes”, formaciones compuestas por un camión y dos remolques. Estas formaciones permiten transportar más carga, ahorrar tiempo e incrementar la productividad del transporte. En total, permiten reducir costos logísticos en más de 20%.

- Se regula la circulación de cuatriciclos (se los caracteriza, se le solicitan requisitos de seguridad específicos y circulación circunscripta a terrenos públicos delimitados por autoridades locales).

Algunas de la normas eliminadas fueron creadas hace décadas y varias de ellas habían sido aprobadas por gobiernos de facto. 

- Se incorpora a la Ley vehículos eléctricos de fabricación nacional (incluye bicicleta con pedaleo asistido).

- Mientras que antes había dos licencias nacionales de conducir (una general y otra para conductores profesionales) emitidas por dos organismos distintos, ahora ambas se unifican en la Agencia de Seguridad Vial. Esto permite cruzar bases de datos de infractores, inhabilitados etc, mejorando el control en el proceso.

Licitaciones

- Para agilizar las licitaciones de obras públicas, los llamados iniciales ya no tendrán que publicarse, además de en el Boletín Oficial de la República Argentina, también en los boletines oficiales de las provincias y/o municipios afectados. Alcanzará con el boletín oficial nacional y en el sitio web del organismo que licita. También se reducen de 10 a cinco los días de anticipación para publicar licitaciones de hasta $100 millones.

 

Marcas y patentes

- Se simplifica y se hace más rápido el proceso para obtener marcas y patentes en lo que hace a los formatos de presentación. Por ejemplo, se permite presentar dibujos digitales o fotografías. Y se podrá resolver sin ir a la justicia, en 60 días, controversias que antes podían durar entre tres y cinco años.

Cultura

- Con este DNU se simplifican los trámites y se reducen las prerrogativas estatales ante artistas, galeristas y otros exportadores e importadores de arte. Se podrán exportar hasta quince obras de arte como equipaje acompañado, sin mayor trámite que un Aviso de Exportación ante el Ministerio de Cultura (o una licencia especial, en el caso de obras de autores muertos más de cincuenta años antes).

Campos del Ejército

- Se deroga la Ley de Abastecimiento, de octubre de 1952, que permitía y promovía la producción agropecuaria e industrial por parte del Ejército Argentino, para que pudiera autoabastecerse en caso de un conflicto bélico. De ahora en más, los campos, los inmuebles y las cabezas de ganado que le pertenecen al Ejército serán administrados por la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), que podrá decidir cuál es la mejor manera de aprovecharlos.