Santiago del Estero, Argentina | Sábado 23 de Junio del 2018
 
 

Chocobar dijo que no es un heroe que pero tampoco se arrepiente de haber matado a un ladron


Chocobar aseguro que hay noches en las que no puede dormir.

 

Luis Chocobar (30), el policía que el pasado 8 de diciembre mató a un ladrón, identificado como Pablo Kukoc (18), que acababa de apuñalar 10 veces al turista norteamericano Frank Joseph Wolek (54) en la zona turística de La Boca, dijo no arrepentirse de lo que ocurrió pero que tampoco se siente un héroe.

El efectivo aseguró que nunca antes había participado contra una persona: "nunca tuve un enfrentamiento armado, pero sí de ir a una casa, sacar el arma y esperar a que no se acerque nadie. Pero nunca le había disparado a nadie". "Situaciones difíciles hay muchísimas. Pero casi siempre, como nosotros trabajamos en conjunto con el CPC (Comando de Patrullas), si no llegaban nuestros móviles venían ellos. Al principio nos miraban como 'estos pitufos', hablando mal de nosotros, y después por la misma capa que usaban ellos ya nos empezaban a decir: “Gracias Policía Local” porque a veces tenían quilombo y los que estábamos al lado de ellos éramos nosotros", añadió.

"Se está cambiando la doctrina de que policía que disparaba iba preso", y otras frases que usó Bullrich para defender a Chocobar

"Mi accionar, de principio a fin, primero conteniendo al damnificado, llamando al 911, informando, es el correcto. Es el que teníamos que hacer. Yo hice lo correcto. Si no, hoy en día no tendría el apoyo de mis jefes", comentó Chocobar y confesó que no se siente un criminal: "asesino no soy; tampoco soy un héroe. Yo soy una persona, un policía. Aparte de ser policía soy un ciudadano que cuando vea que está ocurriendo algo y está corriendo riesgo una vida tiene que actuar. Yo en ese momento lo que podría haber hecho era darme vuelta, seguir con la musiquita (hace el gesto de ponerse los auriculares) y 'chau'. Pero no está en mi eso".

En la entrevista cedida al diario Clarín, el policía dijo que Kukoc "era una persona agresiva que ya si bien había cometido la saña de apuñalar a este turista después prosiguió en la persecución, estuvo en riesgo la vida de tres personas más y fuera de todo eso también corre riesgo mi vida". "Entonces son tres pasos que tienen que quedar bien claros siempre. No es que yo me levanto a la mañana y digo: 'A ver hoy a quién me bajo'. Yo soy un laburante. Yo vengo de no tener qué comer a venir a Buenos Aires y tampoco tener que comer y levantarme todos los días a hacer lo mismo: laburar, laburar y labura".

"Muchas veces no puedo dormir, pero no me arrepiento de lo que hice. Estoy intranquilo porque digo, ¿qué va a pasar conmigo? Yo ahora me encuentro sin casa, pendiendo de un hilo de seguir trabajando o no. Dependo de la decisión del juez. Si bien yo soy un funcionario público y estoy a su disposición, pero hoy en día dependo de él", agregó.