Santiago del Estero, Argentina | Miercoles 23 de Mayo del 2018
 
 

ARA San Juan: niegan que los tripulantes hayan agonizado varias horas


Lo hicieron dos de los integrantes de la comisión investigadora, que declararon ante la jueza Yáñez.

 

Dos de los integrantes de la comisión investigadora creada para intentar saber qué pasó con el submarino ARA San Juan negaron ante la jueza Marta Yáñez que el informe que realizaron asegure que los 44 tripulantes de ARA San Juan murieron luego de agonizar durante varias horas.

Alejandro Kenny y Gustavo Adolfo Trama estuvieron el miércoles en Caleta Olivia, donde aseguraron que “en ningún momento se utilizó la palabra agonía” y consecuentemente Trama consideró que se habían tergiversado los dichos de quienes integran la comisión asesora del ministro Aguad.

Alejandro Kenny y Gustavo Adolfo Trama son oficiales retirados, pertenecieron al arma de submarinos y expertos en ese tipo de naves, al igual que el tercer componente de esa comisión, el capitán de navío Jorge Bergallo, quien está citado este jueves para declarar ante la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez.

Ayer, las testimoniales se realizaron como es habitual de manera individual. Comenzaron a las 9,15 y se extendieron hasta avanzada la tarde, presentándose en primer término Alejandro Kenny y alrededor del mediodía lo hizo Gustavo Trama.

Además de la jueza Yáñez estuvieron presentes sus secretarios, el fiscal Lucas Colla y dos de los tres abogados querellantes en esta compleja causa que sigue estando caratulada como “Averiguación de ilícito”. Se trata de Lorena Arias y Luis Tagliapietra (esa vez junto a otra letrada de su estudio jurídico, Sonia Kreischer). No asistió Valeria Carreras, que hace pocos días denunció públicamente que varios teléfonos de los familiares de los tripulantes se encuentra intervenidos.

Pudo saberse que ambos habrían manifestado que el submarino se encontraba en perfectas condiciones de acuerdo a los informes que ellos habían recabado y atribuyeron lo sucedido a una repentina falla, lo que motivó que produjera una explosión seguida de incendio, publica hoy el diario El Patagónico en un informe de su agencia en Caleta Olivia.

El ARA San Juan desapareció el 15 de noviembre mientras navegaba desde la Antártida hasta su base en Mar del Plata Los oficiales estimaron que la tripulación nada pudo hacer, tras lo cual la nave se precipitó al fondo oceánico donde “implosionó” ya que la elevada presión hizo que el casco colapsara, con lo cual dedujeron que la muerte de los submarinistas fue muy rápida.

Por otra parte pudo saberse que Trama integró años atrás la comisión de oficiales submarinistas que se reunía periódicamente para evaluar las misiones y estado de este tipo de navíos.

Además, conocía en detalle al ARA San Juan porque en 1982 estuvo en Alemania cuando comenzó a construirlo la empresa Thyssen-Krupp para ser incorporado a la flota de guerra de Armada Argentina en 1985.