Santiago del Estero, Argentina | Sábado 23 de Junio del 2018
 
 

ARA San Juan: de las 44 familias, 32 cobraran menos de $50.000 por el seguro de vida


La Armada hizo gestiones para que los familiares lo puedan cobrar antes de los seis meses (tiempo que demora normalmente el tramite) de la desaparicion del submarino, pero solo si hacen voluntariamente los tramites, algo a lo que muchos se resisten.

 

Después de 112 días de la pérdida de contacto de la Armada Argentina y el submarino ARA San Juan, que había salido de Ushuaia y tenía como destino Mar del Plata, los familiares no pierden la esperanza y hacen lo que pueden para que la búsqueda no termine.

Ellos, abrieron cuentas en pesos y en dólares para todas aquellas personas que quieran colaborar. Pero además, recibirán el pago del seguro de vida que los navegantes tenían. Más allá de que el episodio dejó en evidencia que la tarea de los submarinistas es altamente riesgosa, en la gran mayoría de los casos los tripulantes tenían seguros de vida por debajo de los $50.000.

Según los datos que obtuvo "La Nación", de la Dirección General de Salud y Acción Social de la Armada, de los 44 tripulantes de la nave, 32 tenían las coberturas básicas, que implican un seguro de sepelio y un seguro social obligatorio. De manera que sus familias recibirán dos ítems: uno de $3800 y otro de $44.330. En total, suman $48.130.

El seguro básico que tenían los tripulantes responde a lo establecido por la ley, que define a esa prestación en 5,5 salarios mínimos.

Solo 12 tripulantes del ARA San Juan habían contratado el denominado seguro de vida colectivo voluntario, que implica un resarcimiento superior para los familiares de las víctimas. Ese grupo, cuyos nombres LA NACION prefirió reservarse, recibirá reintegros que van desde $603.180 hasta $822.230 (incluidos los seguros mencionados antes)

El seguro colectivo corresponde a 25 haberes, que varían según la jerarquía y fue contratado con la empresa SMG Life. La Armada hizo gestiones para que los familiares lo puedan cobrar antes de los seis meses de la desaparición del submarino, pero solo si hacen voluntariamente los trámites, algo a lo que muchos se resisten. Hasta fines del mes pasado, solo una familia había iniciado los papeles.

Fuera del seguro de vida, el Ministerio de Defensa daría una compensación para los familiares por única vez por fallecimiento por accidente según la jerarquía de los tripulantes y sus años de servicio. Será para deudos con derecho a pensión y a las esposas. En caso de que estuvieran separados, quedará para los hijos menores de 18 años.

El Estado también evalúa otorgar a los familiares un subsidio permanente a cobrar mensualmente con la pensión, que debe salir por ley o por decreto presidencial.

En paralelo, la Armada espera aprobar becas para cubrir los estudios de los hijos de los tripulantes hasta el nivel terciario. Esa lista incluirá al bebé del tripulante Juan Mario Toconás y Ruth Gómez, que nacerá en los próximos meses.

Hasta el momento, en el Congreso se presentó un solo proyecto para indemnizar a los tripulantes, que pide darles una compensación equivalente a 50 haberes mensuales correspondientes al grado de almirante de la Armada Argentina.

Los familiares de las víctimas, naturalmente, pueden iniciar acciones civiles contra el Estado, por lo que podrían recibir resarcimientos millonarios.