Santiago del Estero, Argentina | Lunes 25 de Octubre del 2021
 
 

Alberto Fernández se reunió con los ministros que no renunciaron para definir el futuro del Gabinete


El encuentro fue en el despacho de Santiago Cafiero junto con Vilma Ibarra, Juan Zabaleta, Gabriel Katopodis, Matías Lammens, Sabina Frederic, Carla Vizzotti y Cecilia Todesca.

 

No estaba en los planes de nadie: la reunión en el despacho de Santiago Cafiero tenía como objetivo terminar de ultimar los anuncios económicos que hasta temprano tenía planeado oficializar este jueves el mismísimo Presidente. Pero entrada la tarde se sumó Alberto Fernández, que encabeza desde pasadas las 16.30 junto a sus ministros de confianza que no renunciaron una cumbre en el primer piso de la Casa Rosada.

Al mediodía, la fuerte presión de La Cámpora y Cristina Kirchner para cambiar el rumbo del gobierno, cristalizada como nunca antes con las renuncias presentadas por escrito por Eduardo "Wado" de Pedro, Luana Volnovich, Fernanda Raverta, Juan Cabandié, Roberto Salvarezza, Tristán Bauer y un grupo de funcionarios de primera línea que responden al kirchnerismo, trastocaron todos los planes. Y provocaron una crisis sin precedentes en el seno de la coalición.

Con Fernández con su núcleo íntimo de colaboradores en una reunión con intendentes de la primera sección en José C. Paz -volvieron a Casa Rosada con gestos adustos y sin hablar con los periodistas acreditados-, el jefe de Gabinete convocó entonces a su despacho a los ministros de mayor confianza del jefe de Estado que están furiosos e inquietos con la maniobra K.

Además de Claudio Moroni, Cecilia Todesca, Matías Kulfas y Martín Guzmán, llegaron hasta la oficina de Cafiero Matías Lammens, Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta, Carla Vizzotti y un puñado más de funcionarios entre los que se sumó Vilma Ibarra, llamada de urgencia por el primer mandatario.

Además, llegó a la Casa Rosada Aníbal Fernández, ex jefe de Gabinete y directivo de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio, que el domingo, con la sorpresiva derrota en las primarias ya consumada, pidió a los gritos desde la pantalla de C5N un golpe de timón en el rumbo de la gestión.

La última en llegar fue la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, que estuvo en las últimas horas atravesada por un sinfín de versiones.