Santiago del Estero, Argentina | Jueves 23 de Enero del 2020
 
 

Incertidumbre en la planta de DULCOR por el default declarado


La firma cordobesa entró en cesación de pagos. Lo comunicó en la Bolsa de Comercio y negocia sus vencimientos.

 

La empresa DULCOR, oriunda de Córdoba y con fábricas en Mendoza y Catamarca, se declaró en default, incumplió el pago de algunos cheques patrocinados y ahora busca la renegociación de plazos y tasas para regularizar su situación. En ese contexto, generó incertidumbre entre los empleados que tiene la planta ubicada en San Antonio de La Paz, en esta provincia, donde unos 50 empleados aguardan novedades sobre sus salarios.

La marca de dulces y mermeladas (entre otros productos) comunicó el martes a la Bolsa de Comercio que entraba en default al verse "negativamente afectada por el encarecimiento del financiamiento y el acortamiento de plazos". En el comunicado informó que quedó en un "cuello de botella financiero" que la obligó a reestructurar la deuda. "Estamos evaluando distintas alternativas y soluciones para dar cumplimiento a los compromisos. Confiamos en contar con el apoyo de todos para resolver de manera exitosa de este proceso", explicó la firma.

Según detalló el sitio El Cronista, al cierre del tercer trimestre de 2019, la firma tenía un pasivo de más de $1.059 millones, de los cuales 719 millones corresponden a préstamos bancarios y 44 millones a obligaciones negociables.

El presidente de la empresa, Jorge Riba, explicó a ese sitio que no entró en concurso preventivo de quiebra. "Solo tuvimos que demorar el pago de algunos cheques patrocinados. Tanto los préstamos bancarios como las obligaciones negociables están en situación perfectamente normal", explicó.

"Buscamos superar esta situación y así apostar a futuro. Venimos de años muy buenos, pero afectados por el alto costo del financiamiento. Tenemos 1.000 empleados y la compañía funciona con total normalidad. De esta situación se sale trabajando", explicó.

En tal sentido, el secretario local del Sindicato de la Industria de la Alimentación, José Ocampo, explicó que los trabajadores no fueron informados sobre la situación y comentó que esta semana buscarían una audiencia con los directivos.

Ocampo explicó que en Cueros Catamarca, la planta que pertenece a DULCOR ubicada en el departamento La Paz, la producción es normal y que el único inconveniente es por un atraso en el pago de la última quincena. "Los trabajadores cobraron el aguinaldo fraccionado, pero dentro de todo la empresa está cumpliendo. Creemos que la producción no se tendría que ver afectada", indicó el gremialista en diálogo con El Ancasti, y señaló que la declaración de default puede responder a una estrategia empresarial.