Santiago del Estero, Argentina | Miercoles 05 de Agosto del 2020
 
 

Tarjeta Alimentar: el plan para otorgar rebajas de hasta $100 por kilo de carne


Con el proyecto, denominado "Plan Potenciador", se estima que la cadena cárnica está en condiciones de ofrecer, en forma voluntaria, un "aporte solidario" de 1.200 toneladas a distribuir en 200 carnicerías

 

Representantes de la cadena de ganados y carnes se reunieron con los integrantes del equipo operativo del Plan Argentina Contra el Hambre, cuya referente es Victoria Tolosa Paz, donde presentaron un proyecto denominado “Plan Potenciador”, que tiene como objetivo otorgar beneficios adicionales a los titulares de las Tarjetas Alimentar que ya se están distribuyendo en sectores con bajos recursos, y que se encuentran en la actualidad en una situación de vulnerabilidad por los efectos de la crisis económica.

La idea que se está analizando entre el sector público y privado consiste en que todos los eslabones de la cadena cárnica realicen un “aporte solidario” a partir de la participación que tienen en el mercado para que se pueda trasladar una baja de 100 pesos en el valor del kilo de carne a un volumen mínimo de 1.200 toneladas de carne, que serán comercializadas en 200 carnicerías solamente entre los beneficiarios del plan oficial. Así, los titulares de las tarjetas Alimentar que adquieran en bocas de expendio adheridas al Plan, potenciarán el dinero que el Estado acreditó en sus tarjetas al momento de comprar carne.

En relación a los lugares de comercialización, en la iniciativa de la cadena se pidió que haya una selección que tenga como premisa el “enfoque federal", para que haya un abastecimiento en el conurbano bonaerense y también en Rosario, Córdoba y otros lugares del país. Además, los carniceros que formen parte de la red y también accedan a resignar parte de su ganancia, se sumarán no solo por la solidaridad sino también por “el interés en captar un volumen de ventas de ventas diferencial” que antes no existía.

Según lo que pudo saber Infobae, el proyecto fue elaborado por directivos de la Cámara Argentina de la Industria Frigorífica (CADIF), y se sumaron productores, feedloteros, faenadores y consignatarios.

“Estos aportes están motivados en una actitud solidaria y en una conducta amigable con las políticas públicas”, se afirma en el proyecto. Para todos aquellos que acepten participar del Plan, la decisión será “voluntaria”, y la cantidad final de kilogramos de carne que se vuelquen con descuento a este sistema puede ser variable, en función de la cantidad de adhesiones.