Santiago del Estero, Argentina | Sábado 14 de Diciembre del 2019
 
 

La logística y los impuestos encarecen la nafta


En Santiago se llega a pagar hasta un 11% más por cada litro de combustible líquido, según los empresarios de la actividad.

 

En las pizarras de las estaciones de servicio se reflejó el aumento del 5%. De esta manera, en Santiago el litro de nafta súper trepó a los $ 55,59, en la octava alza de precios en lo que va del año. Pero no será la última. De acuerdo con lo proyectado por las compañías petroleras, aún falta incrementar hasta un 20% que se haría en dos partes: una a principios de diciembre y otra cerca de la Navidad.

Los valores de los combustibles líquidos se reacomodaron, luego de los 90 días de congelamiento que el Gobierno fijó el 15 de agosto pasado para reducir el impacto del desequilibrio macroeconómico registrado tras las elecciones primarias de ese mes.

Se trata del segundo aumento de precios de noviembre y el tercero que se registra en los surtidores desde las primarias PASO del 11 de agosto, ya que la Secretaría de Energía durante la vigencia del congelamiento había autorizado incrementos de 4%, el 19 de septiembre, y otro de 5% el 1 de noviembre.

Tal como se daba por descontado en el sector en los últimos días, el Gobierno nacional no prorrogó el plazo de 90 días dispuesto para el congelamiento de los precios del crudo y de los combustibles que fijó tras las elecciones primarias, período que al vencer esta medianoche libera a las compañías de decidir libremente sus políticas de precios. A partir de ahora, las empresas buscarán recuperar el atraso de precios que estiman entre un 15% y un 20%, por lo que se anticipaba que en las próximas semanas podrían disponer al menos un nuevo aumento en surtidores, consignó un cable de la agencia Télam.

El secretario de la Cámara de Empresarios del Combustibles, Raúl Castellanos, dijo a LA GACETA que, pese a contar con un mercado liberado, los precios de las naftas sostienen la asimetría entre lo que se cobra en Ciudad Autónoma de Buenos Aires respecto del interior del país. Esa diferencia, según sus cálculos asciende al 11%. “Esa diferencia no tiene explicación al tratarse de precios libres. Son políticas que adoptan las petroleras que no entendemos porqué razón la aplican; tal vez porque la Capital Federal sea la vidriera del país, pero no encuentro otra”, indicó.

Las estaciones de servicio a su vez afirman que, al no ser formadoras de precios, no pueden establecer regulaciones que tiendan a equiparar los precios respecto de otras zonas en las que la nafta resulta más barata para el usuario. Sebastián Vargiu, tesorero de la Cámara de Comerciantes de Derivados del Petróleo, Gas y Afines de Tucumán (Capega) puntualizó que la mayoría de las expendedoras radicadas en la provincia reciben una comisión por las ventas efectuadas. “Toda la estructura de precios es determinada por las petroleras”, acotó.

¿Cuál es el motivo por el que el combustible líquido es más caro en esta parte del país respecto de la zona centro? Vargiu observa dos cuestiones centrales para explicar esa cuestión.

Por un lado, el encarecimiento de la nafta en el norte argentino está relacionada con la logística. “La zona metropolitana recibe el combustible que se procesa en La Plata, mientras que Tucumán capta la nafta que se procesa en Luján de Cuyo, que luego pasa por un oleoducto en Montecristo (Córdoba), y luego es trasladado, vía terrestre hasta la provincia”, afirmó. Por esa razón, el componente “flete” tiene una alta incidencia en la determinación del precio al público.

La otra cuestión es más local: la fuerte carga impositiva existente en la provincia. Según los expendedores de combustibles, la alícuota que se aplica a la actividad por el impuesto sobre los Ingresos Brutos es una de las más elevada de la Argentina. A eso hay que agregarle el peso de las tasas municipales.

Los empresarios esperan que las petroleras lleguen a un entendimiento con la gestión que Alberto Fernández, como presidente, arrancará el 10 de diciembre. Sólo así podrían frenarse los incrementos que se proyectan para el último mes del año.