Santiago del Estero, Argentina | Sábado 14 de Diciembre del 2019
 
 

Malvinas: identificaron a un nuevo soldado


Se trata del subteniente Juan Domingo Baldini, quien combatió en una sangrienta batalla en la que se peleó cuerpo a cuerpo con los ingleses.

 

En medio de la noche más oscura se escucha el inconfundible sonido de las bayonetas calándose con los fusiles enemigos. Ha llegado la hora de la batalla. Y será cuerpo a cuerpo. Los ingleses están allí, a escasos metros, listos para el combate.

El subteniente Juan Domingo Baldinigrita: “¡Ya vienen los ingleses. Vamos a contraatacar!”.

En la cima del Monte Longdon, al mando de la primera sección de la Compañía B del Regimiento de Infantería 7, el estallido de una mina antipersonal, que un soldado británico había pisado cuando avanzaban sigilosamente para sorprenderlos, los había alertado.

Los Paracaidistas 3 (PARA 3) ya están muy cerca. Son las nueve y media de una noche helada en Malvinas. Muchos de los soldados descansan en sus carpas. Hay que reaccionar rápido. Baldini grita. Los alerta. Toma su fusil. Desde una tienda de campaña se escucha ajada y lejana la voz del Papa Juan Pablo II: Radio Colonia repite el mensaje que había dado esa mañana en Luján. El sumo pontífice había orado por la paz. Juan Domingo solo podía pensar en la guerra.

El subteniente corre con su fusil. Los siguen los cabos Orozco y Ríos. Corre hacia las alturas. Los estruendos de las bombas convierten al monte en un infierno.

Baldini ve cómo el soldado Flores, que sirve una de las ametralladoras, cae herido detrás de su MAG. Retrocede para ayudarlo. Toma la ametralladora y busca a los británicos que los superan cuatro a uno cantidad de hombres. El arma se traba. Intenta destrabarla con su bayoneta. No puede. Toma su Browing y sigue tirando.

Los Paras 3 están encima suyo, a menos de siete metros, sabe que ellos pueden verlo con sus visores nocturnos, él solo distingue las luces trazantes que dejan los disparos en la noche.