Santiago del Estero, Argentina | Sábado 14 de Diciembre del 2019
 
 

Aumentaron las naftas: los nuevos precios de YPF, Shell y Axion


Terminó el congelamiento de los combustibles y las petroleras ya colocaron en las pizarras los valores, con 5% de incremento

 

Tras el vencimiento del decreto que congeló, a mediados de agosto, los precios de los combustibles y del barril de crudo por 90 días, las empresas petroleras decidieron aplicar un nuevo aumento de 5% a partir de esta madrugada. Las principales empresas del sector actualizaron sus precios a partir de la madrugada y en todos los casos el litro de nafta super quedó por encima de los $50 en las estaciones de la ciudad de Buenos Aires.

El Gobierno ya había decidido no prorrogar el congelamiento meses atrás, cuando esta decisión le generó conflictos con las empresas y los gobiernos de las provincias del sur que llegaron a instancias judiciales. De hecho, en septiembre –con el decreto vigente– autorizó una suba de 4% y a fines de octubre, otro 5 por ciento. Con esos incrementos, las subas acumuladas alcanzaban el 24%, bastante por debajo de la inflación y la suba del dólar.

Con este incremento, el litro de nafta super en los surtidores de YPF pasó de $47,79 a $50,19 y el litro de nafta premium pasó de $55,14 a $57,94. A su vez, el diesel común se incrementó de $44,74 a $46,99 y el diesel premium, de $52,34 a $54,99.

En el caso de la empresa Raízen, propietaria de las estaciones Shell, los nuevos precios en las estaciones de la ciudad de Buenos Aires son de $50,64 para el litro de nafta super; $58,56 para el litro de nafta premium; $49,34 para el diesel común y $55,98 para el diesel premium.

Mientras que en la red de estaciones Axion, los precios de referencia son de $50,29 por litro para la nafta super; $58,34 para la nafta premium; $48,28 para el diesel común y $55,85 para el diesel premium.

Aún con el último aumento de 5%, el atraso respecto del precio de importación ascendía al 17%, por lo que todavía había margen para seguir ajustando. La intención de las empresas es ir haciéndolo de a poco hasta llegar, a fin de año, a cerrar la brecha. En diciembre habrá otra suba, ya que además de esta recomposición gradual que el sector quiere hacer, el Gobierno ya avisó que ajustará los impuestos otro 6 por ciento. “Vamos a esperar el descongelamiento y ahí analizar qué hacer. Pero la idea es aprovechar la ventana hasta el cambio de gobierno para achicar un poco más la brecha”, reconocieron desde una petrolera.

En la previa, desde otra de las empresas privadas del mercado aseguraron que se esperaba la definición de YPF. “Hay que ver qué hacen ellos. En este contexto económico, nadie se puede mover demasiado a riesgo de quedar desfasado de los precios del jugador principal y perder mercado. En tiempo de bonanza hay un poco más de libertad, pero en este escenario dependemos del líder”, explicaron.

“El miércoles termina el plazo establecido por el decreto que congelaba los precios desde el 12 de agosto. Hay grandes posibilidades de que haya una actualización de los precios de los combustibles el jueves, de entre 5% y 6%”, había dicho el martes Gabriel Bornoroni, presidente de Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha), en declaraciones a Radio La Red.