Santiago del Estero, Argentina | Lunes 21 de Mayo del 2018
 
 

Diputados santiagueños en el Parlamento Federal del Clima


Especialistas y legisladores destacaron la necesidad de promover un "cambio cultural". Participaron legisladores nacionales y extranjeros.

El primer Parlamento Federal del Clima realizó su sesión inaugural en el Senado de la Nación, donde especialistas y legisladores destacaron la necesidad de promover un "cambio cultural" y advirtieron que "los que sufren las consecuencias son los pobres del mundo, los marginados, los que no están preparados".

La jefa de la Cámara Alta, Gabriela Michetti, y el senador Fernando "Pino" Solanas (Libres del Sur), encabezaron la sesión inaugural en el marco de las celebraciones por el Día Mundial del Ambiente, con participación de legisladores nacionales y extranjeros, embajadores y diplomáticos junto al canciller de la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo. Los parlamentarios santiagueños fueron representados por los diputados provinciales José Vittar y Luís Villavicencio.

Solanas, quien preside la comisión de Medio Ambiente del Senado, advirtió que los daños que produce el calentamiento global "rara vez se evidencian en el momento" porque "es un proceso que va avanzando mes a mes, un día estalla y no tenemos más explicación". El legislador marcó que no se trata "simplemente de (sancionar) una ley o (adoptar) una medida", sino de "promover un cambio en nuestras actitudes cotidianas, es decir, un cambio cultural", y abogó por encontrar "iniciativas que marchen hacia un consumo mucho más equilibrado que no colisione con la naturaleza".

Michetti, en tanto, estimó que "es bueno que nos preguntemos si estamos cuidando el medio ambiente como deberíamos" y apuntó que en el país "sólo el 2 por ciento (de las que se utilizan) son energías renovables", pero se proyecta llegar "al 20 por ciento en 2025". Sánchez Sorondo destacó la posición del Vaticano expresada en las redes sociales por el papa Francisco, quien manifestó en un twit difundido con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente que "el clima es un bien común de todos y para todos".

El prelado puntualizó que "nadie, aunque sea Presidente, puede resolver por sí solo el clima", en una crítica velada a la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de salir del Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático, y reafirmó que existe "un consenso científico de que nos encontramos ante un calentamiento global".

En esa línea, Sánchez Sorondo sostuvo que "la Humanidad está llamada a tomar conciencia de la necesidad de revisar cambios de estilo de vida, de producción, de consumo para combatir este calentamiento o al menos las causas humanas que lo producen". En una pregunta retórica, el prelado planteó "¿quiénes son hoy los sufren las consecuencia del cambio climático? ¿Las personas vulnerables de los países ricos o los países vulnerables que no son tan ricos?".

En ese sentido, dijo que "los que sufren las consecuencias son los pobres del mundo, los marginados, los que no están preparados y que, además, no puede usar esa energía, sufren las consecuencias de lo que usan otros". Como modelo a seguir Sánchez Sorondo propuso a Alemania que, dijo, "para 2025 no sólo va a tener energía renovable sino que piensa quitar la energía nuclear" y cuyo embajador, Bernhard Graf von Waldersee, explicó luego las medidas que adoptó su país para cambiar la matriz energética y promover una nueva cultura de consumo amigable con la naturaleza.

Legisladores del interior del país, entre otros de Santiago del Estero, explicaron el Programa Plantando Futuro que es del Gobierno de Santiago del Estero va ejecutándose en todos los establecimientos escolares que busca crear conciencia a través de la educación ambiental en las escuelas y plantando especias arbóreas nativas. Los de Catamarca y Chaco, se refirieron a las necesidades de desarrollo y el efecto que tiene la minería y la siembra de semillas transgénicas sobre los recursos naturales, por lo que reclamaron que Nación articule políticas y "escuche a la sociedad" para que el crecimiento sea amigable con la naturaleza y la calidad de vida.

El Día Mundial del Ambiente fue establecido en 1972 en la Conferencia de Estocolmo, Suecia, y desde 1973 se celebra cada 5 de junio.

Por otra parte, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, lanzó la campaña "La escuela se planta ante el cambio climático", organizada junto a la cartera de Educación y Deportes. Distintas escuelas del país plantarán un millón de árboles nativos en el transcurso de un año, tras el acto realizado en el Rosedal, sostuvo la cartera en un comunicado.