Santiago del Estero, Argentina | Martes 20 de Noviembre del 2018
 
 

Ediles se mostraron preocupados por el conflicto del transporte público de pasajeros


Durante la sesión ordinaria de este martes los ediles se mostraron preocupados por la situación, a nivel gremial nacional del sindicato que nuclea trabajadores del transporte público de pasajeros, que en protesta interrumpen el servicio de 22 a 06 hs.

 

En este sentido, el concejal de Frente Cívico, Jorge Chazarreta, se refirió a la misma indicando que “es una situación complicada el que atraviesa el transporte público de pasajeros, no puede ser la sociedad prisionera de una decisión política entre dos sectores, el empresarial y el de los trabajadores, que surge a raíz de una paritaria convalidada por la Secretaría de Trabajo nacional. Muchas veces nos olvidamos, más allá de la actividad que realiza UTA (Unión Tranviarios Automotor), a quien va dirigido el servicio, es este tema, un servicio social, no puede una institución dejar sin transporte público a todo un país, es un despropósito porque en definitiva al ser social, quien padece es quienes hacen uso diario del transporte público de pasajeros”.

Agregó: “no puede ser que por interna de dos sectores específicos la perjudicada sea toda una sociedad. No se sabe si las líneas locales han abonado lo que corresponde a los trabajadores de nuestra provincia, en caso de ser así, la comuna y el concejo tiene una herramienta más para poder negociar un nuevo horario de interrupción. No dejemos de pensar que en nuestra ciudad quienes hacen uso del servicio es la gran mayoría de sus habitantes”.

“Estas medidas atentan contra la sociedad, no puede ser el habitante el rehén de malas negociaciones es por eso que pedimos a los miembros de este conflicto revean un nuevo método de trabajo porque a medida que avanza la negativa en negociación es más grande lo que se genera en la comunidad en si que desde las 21.30 hs se agolpan en las paradas para tomar el último colectivo que circula por la ciudad”, finalizó Chazarreta.

A las palabras del concejal preopinante se sumo el edil del Pro, Ítalo Cioccolani, quien destacó: “nuestra ciudad es particular en sus horarios por las temperaturas que rigen la actividad diaria, por niveles de ingresos bajos y el servicio público de pasajeros es muy demandado. Este conflicto aparentemente no prevé una rápida solución, es por eso que resulta necesario analizar el convenio de concesión que concreta la comuna capitalina con las empresas del transporte público debe preveer un plan b a costa de las empresas en caso de conflictos y de esta manera brindar una solución a los usuarios”.

“Es el gremio de UTA que mediante sus medidas afecta a la totalidad de las actividades por sobre todo el regreso de las vecinos a sus hogares. Reitero que resulta necesario aprender de esta situación para que a futuro no se padezca las decisiones a nivel nacional y prever una segunda opción a costa de los empresarios”, finalizó Cioccolani.

Finalmente, el concejal Copte, dijo “los únicos perjudicados son aquellos que hacen uso del servicio, buscando culpables no solucionamos el problema. La medida se genera en torno a la quita del subsidio que tomó el gobierno nacional en contra del transporte público de pasajeros perjudicando a todo el país obligando a las provincias a aumentar las tarifas del servicio. Lamentablemente, es una situación que debe solucionarse a nivel nacional y permitir que el usuario haga uso del servicio que además lo abona”.