Santiago del Estero, Argentina | Miercoles 17 de Octubre del 2018
 
 

Sancionan Ordenanza que promueve la reducción del consumo de sal en la población de la ciudad


Durante la sesión ordinaria 28 del deliberativo municipal, luego de las reservas y el tratamiento de iniciativas sobre tablas, los ediles se abocaron al tratamiento del Orden del Día, compuesto por seis proyectos que contaron con despacho favorable después del análisis en las comisiones correspondientes.

 

Mediante un proyecto impulsado por el bloque del Frente Cívico se sancionó la ordenanza que tiene por objetivo promover la reducción del consumo de sal en la población de la ciudad Capital.

En sus considerandos se destaca que la Ley Nacional N°26.905 y su decreto Reglamentario N°16/2017, del consumo de sodio, valores máximos, que tiene por objeto promover la reducción del consumo de sodio de la población argentina, establecer los valores máximos de sodio que deben alcanzar los grupos alimentarios, así como también promover diferentes acciones para su implementación y mecanismo de control para el efectivo cumplimiento de la mencionada Ley.

Asimismo, en la actualidad se encuentra vigente el compromiso de gestión municipal anual para la implementación del “proyecto de protección de la población vulnerable contra las enfermedades crónicas no transmisibles (proteger) entre el Ministerio de Salud de la Provincia de Santiago del Estero y la Municipalidad de la Capital de la Provincia de Santiago del Estero. Resulta necesario modificar los factores que determinan y condicionan negativamente la salud de la población, para desarrollar aquellos que inciden en ella positivamente.

El consumo de sodio se encuentra asociado con diversas Enfermedades No Transmisibles (ENT) tal como la hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, cerebro vasculares y renales, entre otras, las cuales constituyen la principal causa de morbimortalidad en el mundo. La declaración política sobre la prevención y el control de las ENT, dispuestas por medio de la Resolución A/RES/66/2 de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONI,2011) estableció que es esencial aunar los esfuerzos con el objetivo de reducir los factores de riesgo de las enfermedades referidas.

Los cuatro principales factores de riesgo de las Enfermedades no Transmisibles son: una inadecuada alimentación, la inactividad física, el consumo del tabaco y el consumo nocivo de alcohol. Es prioritario establecer la reducción del consumo de sodio como principal medida para combatir una inadecuada alimentación, así como también los valores máximos de sodio incorporado en la elaboración de los alimentos procesados.

El valor diario recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 5 gramos de sal por día, por persona, mientras que en nuestro país, se consume entre 11 y 12 gramos de sal por día, por persona. el Ministerio de Salud de la Nación, por medio de Resolución N°1083 del año 2009 estableció la estrategia Nacional para la Prevención y control de ENT y el plan argentina saludable, mediante el los cuales se establecieron diferentes acciones y actividades con el objeto de reducir los principales factores de riesgos de las ENT.