Santiago del Estero, Argentina | Martes 21 de Agosto del 2018
 
 

Funcionaria nacional expuso los ejes del Plan Justicia 2020


La Dra. Agustina D?az Cordero, responsable del Programa Nacional de Coordinacion General de Derecho Privado del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nacion, explico cuales son los puntos centrales del Plan Justicia 2020 que impulsa la cartera que integra, cuyo objetivo es definir pol?ticas que mejoren el servicio que recibe la sociedad.

 

  En el marco de su presencia en el XXIX Congreso de Derecho Procesal, que organizó el Poder Judicial de Santiago del Estero y la Asociación Argentina de Derecho Procesal, la funcionaria indicó que se busca contar con medios que simplifiquen trámites y permitan resolver conflictos.

  Para conocer detalles de esta iniciativa, se entrevistó a la profesional del Derecho durante su visita oficial al evento que tuvo lugar en Las Termas de Río Hondo.

¿Cuáles son los lineamientos y objetivos del Plan Justicia 2020?

El ministro (Germán) Garavano, por medio de este Plan, lo que busca es la interacción entre el gobierno y la comunidad. Cada uno puede ingresar en la plataforma web e impartir sus ideas, sea abogado o no, con un buen proyecto que considere que podamos atender.

Actualmente, contamos con muchas iniciativas de reformas procesales; una de ellas es la del Código Procesal y Civil de la Nación. Otras reformas son una nueva ley Procesal de Familia y una nueva ley de Rearbitraje Comercial Internacional, que ya obtuvo media sanción en el Congreso.

Venimos trabajando fuertemente con el tema de las reformas, porque el nuevo Código exige procesos distintos y diferentes a los cambios que el mundo viene haciendo. Claramente, nuestros Códigos han quedado en el tiempo y necesitamos actualizarlos para modificar la realidad, que es tan cambiante.

 ¿Se trata de dotar de herramientas y recursos técnicos a la Justicia?

Hay que incorporar las nuevas tecnologías, que son herramientas muy buenas en todo sentido, en muchos aspectos. El ministro hace mucho hincapié en los temas de gestión judicial, que nunca los hubo de la manera en que los está planteando. Tenemos que adaptarnos a incorporar estos elementos.

 ¿Hay resistencia a estos cambios?

Frente a los cambios siempre encontramos resistencia. Una está acostumbrada a lo que viene haciendo y reniega bastante con las cuestiones electrónicas, como las notificaciones.

Pero lo único que se busca es agilizar el proceso, tener la sentencia lo antes posible y, de esa manera, la notificación se hace al instante cuando uno aprieta un botón en una computadora.

De la otra manera, eran  quince pasos aproximadamente, que requerían mucho tiempo. Son tantos los pasos que se ahorran incorporando la tecnología, que creo que hay que hacerlo de una vez por todas. Hay que generar conciencia y capacitar, porque entendemos que no es un tema fácil, como el cambio a la oralidad.

El nuevo Código que trabajamos declara la nulidad absoluta si el juez no está presente. Quizás se genera resistencia, pero es lo que se viene. Necesitamos un juez que nos vea a la cara y sepamos que está llevando adelante nuestro proceso.

También estamos trabajando fuertemente en la oralidad con muchas provincias, capacitando sobre este nuevo cambio de paradigma. Hay distintos especialistas que se ocupan de generar esta conciencia y este cambio.