Santiago del Estero, Argentina | Miercoles 05 de Agosto del 2020
 
 

La justicia provincial entre las primeras en admitir a un menor como querellante particular


El querellante es la víctima de un delito o sus familiares directos, quienes se presentan en el proceso penal a los efectos de requerir la intervención de la Justicia por la presunta comisión de un ilícito.

 

Respecto del menor de edad víctima de un delito de abuso sexual, que se presenta como querellante particular en un proceso penal, el Dr. Fernando Paradelo, juez de Control y Garantías de Capital, dijo que “ello implica un rol activo, en este caso del menor querellante, durante la actuaciones dentro del proceso penal, de manera de tomar participación en los actos procesales”.

En tal sentido, se admite el pedido en observancia de lo dispuesto por los Tratados Internacionales que velan por los derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes (NNA).

Se acepta la incorporación al proceso del NNA víctima en razón de la protección del interés superior, su vulnerabilidad y la relevancia que tiene el testimonio que presta en el transcurso de la investigación penal.

En tanto, mencionó que “la Justicia santiagueña es de las primeras del país en aceptar a una menor de edad constituirse como querellante particular, en un caso de abuso sexual”.

“Se trata de una figura nueva, donde el menor puede por sí, declarar y estar en juicio y de esta manera, puede participar en el hecho”, prosiguió.

De tal manera, permite al juez interviniente en la causa, tomar testimonio al menor de edad víctima de esta clase de delito, de manera de conocer, de sus propios dichos como ocurrieron los hechos.

En ese marco, se vela por el cumplimiento de las garantías constitucionales del debido proceso, tanto del imputado, como de la víctima.

Finalmente, el magistrado señaló que para ser querellante particular en casos de abuso sexual, el menor debe tener al menos 16 años, conforme el régimen normativo vigente.