Santiago del Estero, Argentina | Martes 25 de Febrero del 2020
 
 

Declararon dos "dealer" que vendían drogas en Nueva Esperanza


El fiscal Pedro Ibáñez, integrante de la Unidad de Lucha contra la Narcocriminalidad tomó declaración en la jornada de ayer a tomó declaración a dos imputados por la supuesta comercialización de estupefacientes en la ciudad Nueva Esperanza, en el departamento Pellegrini.

 

Se trata de Juan José Paredes apodado “El Cordobés” de 40 años y el tucumano Silvio Elso, quienes regenteaban un “kiosco” de drogas.

Los hechos

Personal policial de Drogas Peligrosas del Departamento de Seguridad Ciudadana N° 10 logró anular un “kiosco” de drogas en Nueva Esperanza, en Pellegrini y puso tras las rejas a un “dealer” tucumano que operaba en el barrio Aeropuerto de esa ciudad e incautó drogas, dinero en efectivo y celulares.

Por disposición del fiscal Pedro Luis Ibáñez, de la Unidad Fiscal de Lucha contra la Narcocriminalidad, la jueza de Control y Garantías, Sara María Harón, ordenó el allanamiento de morada y detención de un conocido maleante, apodado “El cordobés”, quien estaba acusado de la venta ilegal de estupefacientes en perjuicio de la Salud Pública, en el marco de la Ley Nacional N° 23737 que reprime el narcomenudeo.

La irrupción en la vivienda, ubicada en el barrio Aeropuerto, arrojó como saldo el secuestro de 13 envoltorios que contenían una sustancia vegetal pardo verdosa, que al ser sometida a la prueba de campo, dio positivo a la presencia de marihuana, mientras que en otros dos envoltorios, había una sustancia pulvurenta blanquecina, que sería cocaína.

En el inmueble encontraron a como Juan José Paredes, alías “El Cordobés” y con domicilio en La Banda de Río Salí, provincia de Tucumán, al que se detuvo tras constatar que el inmueble operaba como un kiosco de venta de drogas.

Allí también se secuestraron semillas de cannabis sativa, 510 pesos en efectivo, 5 teléfonos celulares y otros elementos que se adjuntaron a la causa como secuestro.

Al momento de la irrupción policial, en el lugar estaban otras cinco personas, las que también quedaron a disposición de la Justicia.

El fiscal Pedro Ibáñez ordenó que los detenido quedaran alojado en la Comisaría 32 de Nueva Esperanza, mientras que en cuanto a los secuestros, se labren las actas correspondientes y se ensobren los mismos, guardando la cadena de custodia para ser remitidos a la brevedad hacia la Unidad Fiscal de Lucha contra la Narcocriminalidad, en la ciudad Capital.