Santiago del Estero, Argentina | Miercoles 19 de Diciembre del 2018
 
 

Santiago está entre las provincias que impulsan un cambio de paradigma judicial


La Justicia de Santiago del Estero está trabajando firmemente para sumarse al grupo selecto de provincias que implementa la oralidad en los procesos civiles.

 

Para conocer detalles de esta trascendente iniciativa del Superior Tribunal de Justicia, el Área de Prensa de esta institución entrevistó al Dr. Juan Pablo Marcet, integrante del Equipo Técnico del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, quien está dictando una capacitación para magistrados del Fuero Civil y Comercial y de Paz Letrado.

En tal sentido, precisó que “desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos trabajamos juntamente con el Poder Judicial de Santiago del Estero, mediante relevamientos, para saber si es posible realizar esta experiencia. Los resultados altamente positivos permiten sumar a la Justicia santiagueña a un movimiento que se está dando en ocho provincias”.

“Actualmente, se trabaja sobre la posibilidad de implementar el nuevo sistema en Santiago del Estero, sobre la base de dos audiencias: la preliminar y la audiencia de causa videograbada, sin que exista un cambio en la legislación procesal”, detalló el disertante.

Economía Procesal

Consultado respecto de las ventajas que implica aplicar el nuevo paradigma, el Dr. Marcet ponderó la posibilidad que tienen los justiciables de conocer al juez de la causa, quien va a decidir sobre el objeto de la pretensión.

En la misma línea, indicó que “el nuevo sistema procesal fortalece la transparencia y el acceso a la Justicia, ya que el juez se involucra desde el principio en el conocimiento de la causa, hace que tenga otro desarrollo y resultado”.

Cabe destacar que la etapa de la prueba dentro de la oralidad es trascendental, ya que implica un ahorro de recursos de tiempo y de costos; además, posibilita discriminar la prueba útil de aquella que no lo es.

En tal sentido, el entrevistado destacó la importancia del contacto en la audiencia del magistrado, no sólo con las partes, sino también con peritos, testigos y con los profesionales del Derecho.

Para finalizar, el funcionario enfatizó: “Los Códigos de Procedimiento en Argentina, sin haber previsto la oralidad, la permiten sin ningún tipo de inconvenientes. Hay decenas de normas que no se emplean y que posibilitan cuestiones como concentrar en un único evento todas las acciones procesales posibles, trabajar con celeridad y no dejar el impulso del proceso al arbitrio de las partes”.