Santiago del Estero, Argentina | Jueves 18 de Octubre del 2018
 
 

Juzgado Civil capitalino busca certificar la atención de su Mesa de Entradas


El Juzgado en lo Civil y Comercial de Primera Nominación de la Ciudad Capital es uno de los organismos designados para alcanzar la certificación de la Norma ISO 9001:2015, que eligió el proceso de atención en la Mesa de Entradas para lograr ese objetivo.

 

Sobre este programa, autoridades de dicha repartición judicial, encabezado por el Dr. Andrés Muratore,  en diálogo  con el Área de Prensa del Poder Judicial brindaron detalles del trabajo que están desarrollando.

“Estamos trabajando para certificar un proceso dentro del área de Mesa de Entradas. Comprende desde la recepción de escritos y documentación, ya sea ingresados directamente o de los lotes remitidos por la MUE (Mesa Única de Entradas), hasta que estos escritos son entregados a los decretadores, junto con el expediente que corresponde”, indicaron al respecto.

En tal sentido, destacaron el apoyo y acompañamiento del Superior Tribunal de Justicia en su carácter de Alta Dirección, en lo que se refiere a capacitación permanente para conocer la norma y de qué manera implementarla.

Desde el organismo expresaron que se trabaja constantemente en la capacitación, que “en principio para todos  y una vez que se definió el proceso que se quiere certificar, se trabaja puntualmente con el personal del área y las autoridades involucradas en este proceso”.

En la misma línea, comentaron: “Trabajamos en objetivos que nos proponemos alcanzar, para lo cual nos valemos de diferentes herramientas. Una de ellas es la encuesta de satisfacción, que proporciona datos útiles para identificar a los usuarios, los que  se analizan y se vuelcan parar medir si las distintas medidas adoptadas tienen impacto positivo en la satisfacción de quienes concurren al organismo”.

Finalmente, destacaron que “las perspectivas son buenas. Lo positivo de este proceso es que al utilizar mediciones constantes se tiene la posibilidad de conocer la realidad; incluso los datos negativos se valoran porque evidencian aspectos en lo que se debe mejorar”.

En concordancia con los compromisos asumidos por el Superior Tribunal de Justicia, se trabaja para incorporar la cultura de la calidad en la gestión de los operadores judiciales.