Santiago del Estero, Argentina | Martes 21 de Agosto del 2018
 
 

Termas de Río Hondo tuvo más de 80 mil noches vendidas en enero


Durante el mes de enero de 2014, la ciudad de Termas de Río Hondo fue elegida por miles de turistas para pasar sus vacaciones, marcando un importante dato en cuanto a la presencia de un nuevo perfil del turista, que además de la tradicional temporada de invierno, ahora elige a la ciudad también en verano.

 

De acuerdo a los datos relevados por el Observatorio Turístico de la Subsecretaria de Turismo de la Provincia de Santiago del Estero, dependiente de Jefatura de Gabinete de Ministros, el movimiento turístico en enero de 2014 tuvo 83.163 noches vendidas con la apertura de 48 establecimientos hoteleros y una ocupación de 31.986 plazas, con un promedio de pernocte de 2,6 noches.

Entre los puntos a destacar, se puede mencionar que en enero de 2013 hubo 31 establecimientos abiertos, una ocupación de 13.772 plazas y 41.316 noches vendidas, por lo que la diferencia con enero de 2014 es satisfactoria para el destino.

La situación de Termas de Río Hondo es singular, ya que es un típico destino con temporada alta en invierno, por lo que el incremento y fluctuación de visitantes en pleno verano, abre las puertas a un nuevo perfil de turistas que elige la ciudad termal a diferencia de otros lugares que se reconocen como destinos de verano.

Hotelería y gasto promedio:

En la consulta de hotelería, Las Termas de Rio Hondo, registró diferentes porcentajes de ocupación de acuerdo a la categoría de cada hotel o cabañas, aunque se debe resaltar que el alojamiento en hoteles de 4 y 5 estrellas viene manteniendo un nivel de ocupación que varía entre 80% y el 95%.

El gasto promedio del turista por día (tomando como indicadores que lo conforman al alojamiento + gastronomía + recreación) asciende a $ 565 por persona y arroja un total de $ 18.072.090 ingresados a la ciudad termal. Es de destacar que en enero también se observó la presencia de turistas extranjeros, entre los países emisores se encuentran Chile, Paraguay, Brasil, Colombia, Bolivia, EE. UU. y Alemania, mientras que desde el ámbito nacional hubo visitantes procedentes de la Patagónica, Buenos Aires y las provincias del Litoral. Es de destacar además la presencia de una importante cantidad de turistas internos (sobre todo de la ciudad Capital). Las encuestas arrojaron datos interesantes, ya que en el caso de los turistas extranjeros tuvieron un promedio de pernocte de 1.9 noches y la mayoría realizaron la denominada vuelta al norte incluyendo a Termas de Río Hondo por primera vez en su recorrido; en cuanto a visitantes nacionales, la tendencia fue más dividida, ya que se registraron tres grupos bien definidos: Un grupo que visitó por primera vez la ciudad (ocuparon un promedio de 3 a 7 noches), sobre todo los procedentes de la Patagonia; otros ya habían venido, pero en invierno, mostrando fidelización en el destino (ocuparon 2 y 3 noches) y un tercer grupo de encuestados que tomaron a la ciudad como destino de paso, de regreso o ida de sus vacaciones, pero fueron atraídos por el comentario y los atractivos y terminaron ocupando 2 noches en hoteles. Los turistas internos tuvieron un promedio de pernocte de 1,6 noches de hotel.

Santiago Capital y resto de la provincia:

Por otro lado, la ciudad Capital y localidades del interior tuvieron una intensa actividad debido a la realización de numerosos festivales folclóricos, produciendo una ocupación promedio del 86% en diferentes destinos de la provincia, sobre todo en los lugares donde se desarrollaron los eventos, entre ellos el de La Chacarera y la Tradición, en la ciudad de Añatuya.

Movimiento Aeroportuario:

El ingreso de turistas mediante el Aeropuerto de Cabotaje, Vice Comodoro Ángel Aragonés, que ofrece 5 vuelos semanales (Lunes, Martes, Miércoles, Jueves y Sábados) y el Aeropuerto Internacional de las Termas de Rio Hondo, que ofrece 2 vuelos semanales (Viernes y Domingos) produjo un movimiento de 3454 pasajeros destacando que tan solo se cuenta en la actualidad con un vuelo diario y dejando claramente marcado que cada vuelo representa el 95% y 100% de ocupación sobre la capacidad de las unidades que prestan el servicio de conectividad aérea a la provincia.