Santiago del Estero, Argentina | Martes 21 de Agosto del 2018
 
 

Piden que se investigue la apropiación de Guido Carlotto


Dos fiscales platenses pidieron al juez Manuel Humberto Blanco que pida la inhibición de Servini para que remita la causa por la apropiación de Guido Montoya Carlotto al expediente que tramita en el juicio del centro clandestino "La Cacha", donde estuvo secuestrada Laura Carlotto.

Los fiscales Hernán Schapiro y Marcelo Molina pidieron al juez federal local, Manuel Humberto Blanco, que solicite la inhibición de la jueza María Romilda Servini de Cubría, para seguir instruyendo la causa por la apropiación del nieto de Estela de Carlotto y la remita para ser incorporada al expediente que tramita en el juicio del centro clandestino "La Cacha" por el secuestro y homicidio de Laura Carlotto. 

"A nuestro entender cobra real importancia el hecho de que la apropiación de Guido Montoya Carlotto (falsamente inscripto como Ignacio Hurban), tuvo como antecedente inmediato, necesario e inescindible el secuestro y privación ilegal de la libertad de su madre, Laura Carlotto, en el centro clandestino de detención conocido como La Cacha", sostuvieron los fiscales que invstigan casos de terrorismo de Estado. 

Explicaron que los elementos de prueba incorporados "revelan que la privación ilegal de la libertad de Laura Carlotto en el referido centro, su posterior homicidio, y la sustracción de su hijo, se perpetraron en el marco de una unidad histórico-contextual, con lo cual sólo artificialmente resultarían divisibles". 

"Prueba de ello es que después de dar a luz Laura Carlotto fue nuevamente trasladada a La Cacha, por lo que el parto y la sustracción de su hijo constituyen eslabones de una evidente continuidad delictiva", destacaron Schapiro y Molina, según informó el sitio Fiscales.gob. 

La presentación de los fiscales se dio luego de la denuncia realizada por el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, ante la Unidad Especializada en Casos de Apropiación de Niños y Niñas durante el terrorismo de Estado, que coordina Pablo Parenti.