Santiago del Estero, Argentina | Jueves 26 de Mayo del 2022
 
 

Desvalijaron la casa de Sergio Lapegüe mientras está de vacaciones en México


El conductor supo a la distancia del asalto gracias a un vecino que advirtió que la reja de su casa en Lomas de Zamora estaba abierta. Los ladrones desactivaron las cámaras

 

El conductor Sergio Lapegüe sufrió en las últimas horas un asalto en su casa de Lomas de Zamora, que había quedado vacía desde principios de año, cuando viajó con su esposa a pasar sus vacaciones en las playas de México.

El asalto, de acuerdo a las primeras informaciones, habría ocurrido entre el viernes y el sábado de este fin de semana, cuando el periodista y su esposa Silvia, más conocida en redes como “Bochi”, se sorprendieron al notar que no podían monitorear de forma remota las cámaras de seguridad de la casa.

Si bien en un principio lo atribuyeron a los sucesivos cortes de luz que ocurrieron este fin de semana en simultáneo con la ola de calor, luego de varias horas de no poder ingresar al sistema de monitoreo, el periodista de TN y El Trece y su pareja comenzaron a sospechar.

Finalmente, el conductor supo del robo a la distancia gracias a un vecino que advirtió que la reja negra de la entrada de su casa estaba abierta. Los ladrones habrían forzado esa entrada y luego ingresaron a la casa a través de una persiana que da a la calle. Una vez adentro, revolvieron a fondo todas las habitaciones.

Luego escaparon con los objetos de mayor valor que encontraron y la CPU de las cámaras de seguridad, por lo que no quedó ningún registro del escruche. Efectivos de la Comisaría 1ra de la zona se trasladaron hasta el lugar y dispusieron una custodia preventiva en el lugar, que será peritado luego por personal de la Policía Científica hasta que regresen Lapegüe y su mujer y puedan constatar todos los faltantes. La investigación del hecho ahora está en manos de la UFI Nº 11 de Lomas de Zamora.

La casa había quedado deshabitada desde hacía varios días, y, al momento del robo, ninguno de los dos hijos del matrimonio estaba en la vivienda por lo que se supone que los delincuentes tenían bien estudiados los movimientos del domicilio.