Santiago del Estero, Argentina | Domingo 17 de Enero del 2021
 
 

Revelan cómo fue el último encuentro entre Verónica Ojeda y Diego Maradona, antes de su muerte


Mario Baudry, pareja y abogado de la madre de Dieguito Fernando, habló sobre las condiciones en las que se encontraba la casa donde falleció el Diez. Además, apuntó contra el médico Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov

 

La muerte de Diego Maradona, ocurrida el miércoles 25 de noviembre, conmocionó al planeta, y mientras se suceden homenajes en todas partes del mundo, empezaron a trascender algunos detalles de sus últimos días. Este lunes, Verónica Ojeda, pareja durante siete años del Diez y madre de su hijo, Dieguito Fernando, declaró durante seis horas en los Tribunales de San Isidro. En representación suya, Mario Baudry, su abogado y pareja, tomó la palabra ante la prensa y aportó duras precisiones sobre las últimas horas del astro del fútbol.

Baudry relató que el lunes 23, dos días antes de la muerte de Diego, Verónica recibió un llamado de la hermana de Matías Morla, abogado y mano derecha del Diez, pidiéndole por favor si podía ir a ver a Diego, que estaba solo en la casa del Tigre. “Verónica era una de las pocas personas que Diego recibía y dejaba entrar a la habitación”, apuntó el abogado.

Según su testimonio, cuando Ojeda llegó con Dieguito Fernando a la casa, se encontró con que solo estaba acompañado por Maxi, uno de sus ayudantes, que forma parte de su círculo íntimo, y por la enfermera de los fines de semana. Baudry declaró ante la prensa: “Diego estaba tirado en la cama, pero con ella habló y lo saludó a Dieguito. Verónica le dijo ‘¿por qué no te levantás, te bañás y te afeitás?’, y él le dijo que sí, y después salió y Verónica se fue”. Ante la consulta sobre los testimonios de Dalma, Giannina y Jana, quienes afirman haberlo visto muy hinchado al Diez en la zona de su rostro y el abdomen, el letrado prefirió no opinar y esperar las pericias médicas.

Donde sí profundizó Baudry fue en referencia al estado en el que se encontraba la casa del barrio San Andrés en la que Diego pasó sus últimos días. “No estaba en condiciones para hacer una internación domiciliaria”, sentenció el abogado. Y amplió: “Era una habitación, muy simple, un playroom en el que se sacaron los muebles, se puso una cama y se le puso un baño químico. No tenía ni siquiera una chata para ir al baño, en la casa no había ningún elemento para atender a Diego en ninguna situación”. Baudry aseguró que se le trasladó esta preocupación tanto al médico personal del Diez, Leopoldo Luque, como a la psiquiatra Agustina Cosachov, y que ellos les dijeron que se encargarían. “Evidentemente no lo hicieron por que si no, Diego hoy estaría acá”, sentenció Baudry con dureza.

El letrado fue cauto a la espera de las pericias médicas, aunque señaló que “en principio hay negligencias varias”. Consultado puntualmente sobre la situación del médico Luque, Baudry señaló: “Creo que va a haber varios responsables. Cada especialista tenía una función que cumplir. Diego tenía que haber estado atendido por la cuestión del corazón y no lo estaba”. Y agregó: “Si tenés un médico clínico y una ambulancia de alta complejidad lo resolvés en cuestión de minutos”. En cambio, en relación a Matías Morla fue más cauto: “Hasta ahora no he visto nada que asimile a Morla en esto. Si yo me enfermo mañana y mi hija contrata un médico para que me cuide y el médico después no hace nada, mi hija no tiene la responsabilidad”.

Luego de la conmoción y el dolor por la muerte de Maradona, Baudry confesó el pedido que le hizo su pareja. “Verónica me dio una instrucción clara y precisa: ‘Mario, yo quiero saber. Cuando mi hijo sea grande y me pregunte qué le pasó a Diego, quiero poder darle una respuesta’”. En relación a esto, contó que desde el velatorio Verónica habla a diario con Dalma y Gianinna. “Para las chicas, como para Verónica, Jana y el chico que vive en Italia (por Diego Junior, fruto de su relación con Cristiana Sinagra), me parece que es sano para todos saber la verdad”, analizó. “Si no pasó nada, tener la tranquilidad de que Diego murió por un paro cardiorrespiratorio. Pero si eso era prevenible queremos saber quién es el responsable”.