Santiago del Estero, Argentina | Martes 02 de Junio del 2020
 
 

Tras 138 años por primera vez, la bajada de la cruz del milagroso Cristo fue sin peregrinos


En tiempo de pandemia y cumpliendo con la cuarentena, la ceremonia que reunía a miles de peregrinos, para alabar y adorar al Señor de Mailin, fue en silencio pero con la misma fe y devoción, ya que muchos lo siguieron a través de las redes en vivo, cuando la imagen del "Cristo Forastero", fue bajada al pie del altar.

 

Como todos los jueves de la Fiesta Grande, fue el primer día del triduo, por ello en esta ocasión la imagen del Señor de Mailín, ha sido colocado sobre una Colcha Santiagueña adornada con huellas que tienen el nombre de las provincias argentinas.

En ellas están representados los peregrinos de todo el país y hay una que está en blanco, esa huella es la del peregrino que viene de afuera, de aquellos que se encuentran más allá de nuestras fronteras pero con el corazón en Mailín.

También al costado del Señor se dispuso una vela encendida y un ramo de flores en nombre de todos los peregrinos y servidores.