Santiago del Estero, Argentina | Miercoles 22 de Mayo del 2019
 
 

Obispo de Santiago del Estero, invita a incrementar la oración por pronta canonización de Mama Antula


Con ocasión de la fiesta de la beata María Antonieta de Paz y Figueroa, conocida como "Mama Antula", que tendrá lugar el próximo 7 de marzo, Mons. Vicente Bokalic MC, Obispo de Santiago del Estero, Argentina, ha llamado a los fieles a incrementar la oración por la pronta canonización de Mama Antula.

 

Lo ha hecho a través de una carta pastoral que dirigió justamente con motivo de la festividad de la beata fundadora de la Santa Casa de los Ejercicios Espirituales. Allí habla del testimonio de santidad de la religiosa:

"Hermosa lección de nuestra Beata, que siguiendo los caminos y enseñanzas de Jesús: pasó mucho tiempo en oración, en el silencio del monte, en lugares inhóspitos y agresivos, en medio de mucha incomprensión de miembros de la Iglesia jerárquica y de autoridades civiles. Pero fue ‘fuerte y perseverante'. La experiencia del amor de Jesús y su corazón con profundas entrañas de misericordia a su Pueblo, le dio cauces nuevos y descubrió un nuevo llamado y misión para su vida. Así fue desplegando esta maravillosa obra evangelizadora y misionera en el Santiago del siglo XVIII (1730-1799) y en muchos lugares de nuestra Patria, cuando ésta aún no era independiente y soberana".

Dice, además, que con su beatificación, ocurrida el 27 de agosto de 2016, "el Dios Providente nos da una señal clarísima de su presencia y acción salvadora entre nosotros", ya que "fue un verdadero regalo del Señor".

"Mama Antula afrontó con total confianza en la Providencia Divina cada circunstancia de la vida, especialmente en los momentos de prueba. Ella decía: ‘Se me proponen varios impedimentos: el mundo está un poco alterado; los superiores no muy flexibles; los vecinos vacilando sobre mi misión; otros la reputan de fatua; en suma, cooperan a ellos rumores frívolos; empero la providencia del Señor hará llanos los caminos, que a primera vista parecen insuperables'", añade.

Luego llama a todas las comunidades parroquiales, capillas, comunidades eclesiales, instituciones educativas, movimientos y grupos de la diócesis a unirse en oración con la novena en honor a Mama Antula en preparación a su fiesta, que la jurisdicción eclesial celebrará en grande en Silípica el domingo 10 de marzo, y con la petición especial de la pronta canonización de la beata:

"Ruego que tengan una intención especial para los días de la novena: la pronta canonización de nuestra Mama Antula (...) Ya está en la Santa Sede el estudio que ha hecho una Comisión del Arzobispado de Santa Fe sobre un presunto milagro por intercesión de nuestra Beata santiagueña que se dio en esa ciudad de nuestra patria", indica en la carta Mons. Vicente Bokalic.

Y concluye: "Ahora a rezar mucho. Y que el Ejemplo de Mama Antula nos ponga en camino de santidad, que ya inició el Señor en nuestras vidas en el día del Bautismo".

Mama Antula nació en Villa Silípica, Santiago del Estero, en 1730. Desde muy joven se vinculó con los jesuitas ayudando en la organización de los ejercicios espirituales. Para ello se reunió con un grupo de jovencitas que vivían en común, oraban, realizaban obras de caridad y colaboraban con los sacerdotes jesuitas.

Tras la expulsión de la comunidad de los jesuitas ocurrida en 1767, María Antonia, junto con su grupo, se encargó de continuar con los ejercicios espirituales organizándolos en Santiago del Estero, Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca y La Rioja.

Años después, en 1795, funda en Buenos Aires la Casa de Ejercicios Espirituales, que aún hoy sigue en su misión. La religiosa falleció el 7 de marzo de 1799.