Son las primeras horas del día. Los participantes de un grupo solidario que busca llevar ayuda a una escuela rural de Santiago del Estero van llegando al punto de encuentro. Algunas camionetas aparecen por la colectora, otras llegan por un camino interno. De a una, con su carga, se van reuniendo.

La caravana está formada por un grupo de fanáticos de la Toyota Hilux que decidió llevar su entusiasmo por la marca más allá y transformar ese orgullo en viajes de ayuda. Ellos también comparten salidas grupales, travesías y viajes de aventura.

Esta amistad que se fue formando a partir del amor por sus pickups, los reúne esta vez para realizar por primera vez para todos, salvo para su organizador, Roberto Ramos, una misión solidaria.

Comida, juguetes, ropa de hombre, mujer, niños, libros de textos escolares y hasta inodoros, son parte de la carga que llevarán hasta la escuela rural 141 de Linton, en el departamento de San Martín, provincia de Santiago del Estero.Una pasión los juntó, la amistad los unió y esta misión los hará vivir una experiencia única, com dice uno de ellos: "Una especie de sueño por cumplir".