Cuando Lionel Messi, en el living de su casa en Barcelona, observe con nostalgia el amistoso entre Argentina y Guatemala, habrá un detalle que inevitablemente aguijoneará su espíritu competitivo, su amor con la Selección que abonó a la distancia, desde que se marchó a España siendo un niño, y en cada incursión con la casaca albiceleste desde que fue citado por primera vez al Sub 20. Es que el cuerpo técnico que encabeza Lionel Scaloni, con la anuencia de la Asociación del Fútbol Argentino, tomó una decisión con el fin de seducirlo y determine volver al combinado nacional en el corto plazo.

Ante Guatemala en Los Ángeles, en la madrugada del sábado, y contra Colombia, el martes desde las 21 en Nueva Jersey, el dorsal 10 estará ausente. No le fue adjudicado a ninguno de los futbolistas que encarnan la "renovación". Una manera de guardarle el número emblemático, el mismo que también hizo brillar Diego Maradona, hasta que el delantero, de 31 años, termine de analizar su futuro vinculado a la Selección.

El astro rosarino continúa digiriendo la frustración del Mundial, en el que Argentina quedó eliminada en octavos de final a manos de Francia. La excursión en Rusia estuvo acompañada por cortocircuitos con el cuerpo técnico y malos rendimientos. Su círculo íntimo lo sabe: le gustaría tener revancha en la Selección. Pero no a cualquier costo. Por eso, al menos hasta 2019, seguirá el día a día de la celeste y blanca desde España. Y evaluará si finalmente la AFA le da forma a un proyecto que le brinde solidez a la Selección y qué cuerpo técnico (y con qué idea) es el elegido para conducir el nuevo proceso.

En tanto, desde que terminó la Copa del Mundo, no se refirió ni a su continuidad ni realizó un balance sobre lo sucedido en el ciclo que encabezó Jorge Sampaoli. Un hecho que sostiene las esperanzas en Ezeiza.

Mientras, la camiseta 10 espera por quien fuera el capitán de la Selección hasta Rusia 2018. Frente a Guatemala, le cuidará la cinta el lateral Nicolás Tagliafico. No sería el único número que no saltaría al césped frente al conjunto centroamericano: la 9, que le pertenece a Mauro Icardi, también aguardaría otra oportunidad ante la lesión del atacante del Inter.